Se probó el Catamarán Taxi en el Río Uruguay

ESTA PRUEBA SE REALIZÓ EN LA COSTA DE LA LOCALIDAD DE COLÓN, PROVINCIA DE ENTRE RÍOS, EL DÍA 10 DE SEPTIEMBRE, EN EL MARCO DE LA TERCERA FERIA DE TECNOLOGÍAS SOSTENIBLES, FETECSO 2011.

COLCIC participó en este importante encuentro organizado por el Movimiento Agua y Juventud , la Municipalidad de Colón, la Federación Argentina de Municipios y UNICEF, con el objetivo de fomentar la integración e intercambio entre los distintos actores sociales del país vinculados a la capacitación, producción y desarrollo de tecnologías sostenibles. Este Catamarán, ya presentado en Tecnópolis, despertó gran interés siendo uno de los grandes atractivos de la Feria.

 

Construyendo redes emprendedoras

Nota a Rodolfo Pastore publicada en revista COLSECOR.

Podés ver la revista COLSECOR: http://www.revistacolsecor.com.ar


El director del proyecto CREES de la Universidad de Quilmes, se refirió a la creación de emprendimientos asociativos y a la capacitación de dirigentes cooperativos que se lleva adelante desde la institución.

-¿Qué es CREES y cómo surgió?

-El proyecto Construyendo Redes Emprendedoras en Economía Social, surgió en el 2003 a partir del trabajo de la Universidad Nacional de Quilmes con diversas organizaciones sociales que poco a poco fueron necesitando mayor capacitación a nivel económico, ya sea para pedir créditos o realizar otro tipo de gestiones. Actualmente es un proyecto de extensión universitaria que trabaja en tres líneas: Cooperación social, que se enfoca en tratar de atender a las necesidades sociales emergentes a través de formas asociativas, Formas de gestión asociadas en los territorios, donde el Estado trabaja en articulación con el tercer sector para tratar de definir en conjunto políticas públicas y Formación tanto de emprendimientos como de dirigentes.

-¿El desarrollo de este proyecto está superando tus expectativas?

-Estamos muy contentos, por el desarrollo del mismo. El equipo de trabajo está conformado por quince personas que vemos una necesidad muy grande del sector de la economía solidaria de un diálogo más profundo con las Universidades. En este sentido buscamos generar espacios de puesta en común de diversos saberes prácticos, así como buscar la reflexión teórica, para visualizar tendencias que van más allá de la experiencia particular.

– Según la experiencia, ¿Cómo observás la formación de los dirigentes en cooperativas en Argentina y cuál es la importancia de un acercamiento universitario?

– Históricamente la economía social con más trayectoria, como es el cooperativismo o el mutualismo, ha tenido una dirigencia muy capaz en materia de gestión en un país muy difícil como es el nuestro. Lo que sucede también es que además de esa formación es importante tratar de generar miradas más estratégicas. Esto también es aplicable al conjunto de iniciativas que surgieron en las últimas décadas y dieron lugar a nuevos dirigentes de cooperativas de trabajo o de experiencias en microfinanzas solidarias, entre otros. Y es importante que estos dirigentes confluyan en espacios de formación y de diálogo y desde ya a lo que hace al ámbito de la gestión, donde el cooperativismo histórico tiene mucho para decir al respecto, como así también el nuevo cooperativismo, que tiene una actitud más militante.

-¿Cuál es la importancia de la formación específica en temas cooperativos para los dirigentes y qué posibilidades hay para las personas que viven en los lugares alejados?

-Yo creo que la importancia radica en la articulación con las instituciones del propio sector como las federaciones, que deben plantearse esta necesidad de formación estratégica teniendo en cuenta que el sector está creciendo y que se necesitan más dirigentes. La demanda es mucha y la oferta no es tanta, se necesitan nuevos tipos de carreras y nuevas metodología de formación diferentes a las tradicionales de la educación superior. Es importante articular esfuerzos con las organizaciones locales. En Córdoba, estamos trabajando con Ificotra para ver si este año lanzamos tecnicaturas que incluirán formación en entornos virtuales.

-¿La ciudadanía en general tiene conocimiento del espíritu y funcionamiento de instituciones en el área que mencionamos? ¿Cuál es la importancia en este sentido?

– Es un tema muy importante en el cual avanzar. La economía social está en todo el territorio argentino y viene en franco crecimiento. Lo que pasa es que el sector está invisibilizado. Sería bueno que haya una formación desde la escuela primaria en este sentido. Por otro lado, en la agenda de los grandes medios no se encuentra esta temática.

-¿Cuáles son los desafíos en el sector de la economía social?

– Falta un trabajo muy fuerte de organización colectiva para ganar identidad. También en la participación de las entidades en las federaciones. Hay una gran parte, como las cooperativas de trabajo, que están poco federadas. Es importante esa toma de conciencia. También el fortalecimiento económico de las iniciativas, así como el desarrollo de mercados específicos y la adquisición de bienes y servicios a otras cooperativas y a pymes.

-La Universidad de Quilmes aprobó un Diploma de capacitación en el área de la economía social ¿Qué duración tiene? ¿Se brinda en el interior?

-Dura un año, está dirigido a formadores, consta de una parte teórica y otra práctica. Estamos trabajando para ver si podemos articularla con entidades locales para que sea a distancia y pueda brindarse en otros lugares. Se busca que una parte de los contenidos se brinde a través de las nuevas tecnologías y otra a través de docentes locales. Esperamos poder comenzar la implementación en el segundo cuatrimestre de este año.

-¿Qué es la Cooperación Social, hay experiencias en Argentina?

-Es un concepto muy importante, estrechamente vinculado al cooperativismo de servicios que brinda solución a las necesidades de cada comunidad. En las últimas décadas están surgiendo nuevas necesidades como la limpieza de arroyos o el cuidado de ancianos y niños, entre otros. El Estado es muy importante en la provisión de estos servicios, pero no necesariamente en la ejecución de los mismos. Es por eso que se fomenta la realización de contrataciones públicas de lo que se llama discriminación positiva. En muchos lugares del mundo se está avanzando en la reglamentación que crea la figura de la cooperativa social. Un país pionero es Italia. Así, el Estado cumple un doble objetivo, se está brindando el servicio y a su vez está empleando a personas que están fuera del mercado laboral a las que quizás les estaría pagando un subsidio. En un punto incluiría profesionalizar actividades, crear carreras adecuadas para estas actividades. Brasil y Uruguay tienen leyes para la conformación de cooperativas sociales.

Relato de una experiencia en Trieste

“La emergencia de una paradoja”

Por Federico Bejarano*

Una forma de no extrañar es sin duda escribir. Mientras escribo estoy con mis destinatarios. Eso hago ahorita, contigo, acercándome con la escritura. Entonces, el pretexto serán unas pocas observaciones realizadas en estos 20 días de aterrizajes y vivencias. Intentare usar este material, trabajarlo, para que tenga sentido de comunicación, un otro valor que el registro propio e incomunicable.

Hay una primera y dominante dimensión en la experiencia del tirocinio, es la vivencial que se desprende de tres situaciones: 1- “el viaje”, 2- “la inserción práctica en los dispositivos” y 3- “la in-estructuración orgánica del recorrido ausencia de guía, o requisito de transito de un modelo teórico”. (Sumémosle a esto que varios venimos fogueados, en algún lugar de asistencia, o formando parte del sistema de salud en nuestros países.)

Se puede reconocer un perfil formativo, en el más amplio de los sentidos: incluyendo, adscripción disciplinar, dimensión ideológica, política y por supuesto la capacidad de compartir “sentipensar” la realidad cotidiana, en el propio tirocinio. Con quienes comparto esta experiencia, me atrevo a imaginar que mas allá de la mía, tenemos este panorama. Pueden reconocerse las siguientes marcas: el psicoanálisis, la psicología social y comunitaria, la perspectiva social de transformación, la del “Derecho” y la de la ciudadanía. Este conjunto, desborda la concepción tradicional clínica en un sentido estricto. Esta perspectiva común, se diferencia de una extrema especificidad psíquica y de hermetismo técnico, requerida para la división técnica del trabajo en el modelo social dominante.

Volviendo a la dimensión vivencial planteada como fundamental planteo una observación: la emergencia de una paradoja. Somos nosotros mismos, los sujetos de la vulnerabilidad, del lugar del loco en la sociedad, de la otredad. Nuestra condición extranjera, la dificultad de acceso al idioma, y menos aun al sentido y al pensamiento que es más que el intercambio de información. La variación brusca de la condición geográfica y climática. La ciudad, Interpela como un laberinto espacial. Y un laberinto del sentido donde puedes herrar. En cada yerro se ponen en juego las vivencias propias de estar en el lugar del sujeto errado, fallido etc. Las propias discapacidades. La incomprensión se tornan lugar común, vivencia de códigos o lenguaje ambiguo y errático. La ciudad es un entramado discursivo y uno está bastante afuera. La vivencia subjetiva pasa por algo así como un arrasamiento para volver a reconstruirse.

Esta masividad de cambios configura en sí un modelo, un laboratorio de aprendizaje vivencial netamente de características prácticas psicosociales y grupales al mejor estilo Pichoniano. La paradoja es la del curador, es el que necesita ser el curado, las personas formadas para atender son las que necesitan ser atendidas, se invierte la ecuación y creo que esto reconfigura las capacidades sobre qué hacer con las diferencias, las vulnerabilidades y las locuras, que nunca como en este tipo de vivencias, se desdibujan las fronteras y se perciben en su dimensión social.

*Miembro del Proyecto CREES. Psicólogo Social, Licenciado en Ciencias Sociales.

Marcha por la Ley de Salud Mental

CONVOCATORIA ABIERTA FRENTE AL SENADO

AHORA ES EL MOMENTO
POR LA SANCIÓN DE LA LEY DE SALUD MENTAL Y DERECHOS HUMANOS
A favor de una atención digna y sin exclusiones

Miércoles 3 de noviembre, desde las 15 hs.
Hipólito Yrigoyen y Entre Rios, Frente al Senado.

RADIO ABIERTA
ABRAZO AL CONGRESO

Los “catamarenes” de Colcic, en la Feria de Tecnologías Sostenibles


La Comisión de Lucha Contra las Inundaciones y la Contaminación, trabajan en Quilmes limpiando los arroyos Las Piedras y San Francisco, desde el 2004 vienen haciendo un gran trabajo sacando toda la basura que estaba contaminando el agua de los arroyos de la zona.

Para realizar esta tarea fundamental para la salud, higiene y calidad de vida de los pobladores utilizan los denominados “catamaranes”, pequeñas embarcaciones que acumulan la basura que recogen de los arroyos.

Con apoyo de la Universidad Nacional de Quilmes

Con la Secretaría de Extensión Universitaria: en el marco del Programa CREES.

Junto a la Carrera de Terapia Ocupacional: los estudiantes de Práctica Profesional V y Práctica Profesional VI hacen pasantías en Colcic, desde el año 2005 produjeron valiosos aportes, entre ellos el estudio ergonómico “Un catamarán más seguro”.

Junto la Carrera de Arquitectura Naval: se está diseñando un catamarán en base a la experiencia de trabajo de COLCIC, y luego se construirán las embarcaciones en el Astillero de la Universidad con el aporte de trabajadores de la Institución.

Tras conocer esta tecnología que facilita la limpieza de los arroyos, hicimos la invitación a la organización para que puedan estar presentes en la 2º Feria de Tecnologías Sostenibles.

Fuente: http://fetecso.wordpress.com/2010/07/01/los-catamarenes-de-colcic-en-la-feria-de-tecnologias-sostenibles/