GOET: para ser y hacer

Sabemos que no hay uno sin otros, porque los sujetos nos constituimos como tales  a partir de la interacción con los otros para formar nuestra propia manera de ver el mundo, nuestra subjetividad.  Constantemente necesitamos de los otros, de la sociedad pero ¿por qué es importante? Como seres humanos somos sujetos que se relacionan, que conforman grupos y estos grupos conforman nuestra identidad, nos transforman, nos hacen ser parte, integrarnos.

La Economía Social y Solidaria concibe otra manera de entender la subjetividad de las personas, por encima de la individualidad propuesta por el modelo neoliberal de las décadas pasadas. La Economía Social y Solidaria entiende a los sujetos dentro de un grupo, dentro de una comunidad, concibe al sujeto con sus capacidades y no sólo como una persona que presta su fuerza de trabajo para recibir algo a cambio, sino como alguien con cualidades que pueden ser compartidas y transmitidas, donde los valores de la cooperación y la solidaridad importan más que lo que cuesta su fuerza de trabajo. 

La Economía Social y Solidaria da cuenta de los sujetos dentro de grupos, es decir, espacios pequeños donde se comparten tiempo y espacio, donde todos se reconocen entre sí, se identifican unos con otros y establecen vínculos para realizar distintas tareas destacando que en todos ellos se necesita de las distintas cualidades de los integrantes. 

Ninguna persona está exenta de su individualidad pero debemos poner lo colectivo por sobre lo individual porque eso es lo que nos vincula con los otros y nos abre el camino a generar conocimientos a través de la confianza y la solidaridad. 

13 opiniones en “GOET: para ser y hacer”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*