Voz de los protagonistas

Martín Garo
Docente Tutor

Desde el rol de  docente/tutor que me toca desarrollar en la Diplo, percibo a esta experiencia con mucha emoción. Cuando se termina la clase, me queda una sensación muy fuerte,  de una experiencia vivida muy intensamente. Y lo más grato es que siento que a los orientadores y compañeros docentes les pasa algo similar. Creo que es una Política Pública totalmente necesaria en esta coyuntura social y política que estamos viviendo. La sociedad que queremos no va a llegar nunca sino la construimos entre todos. Considero a la Diplo como un proyecto estratégico que aporta en este sentido.



Una nueva sociedad debería estar basada en la revalorización del sujeto, pensando a este como capaz de transformar su propia historia. No podría existir otro sistema social con justicia social y oportunidades para todos, sino trabajamos en función de cambiar las relaciones sociales de explotación y opresión.

La Diplo se para en el sujeto como centro. La Economía Social tiene que ser una alternativa ante el achicamiento del Trabajo asalariado y la crisis del capitalismo. Esto no va a darse naturalmente, por eso es necesario construirlo entre todos, desde una diversidad de aportes, sean o no profesionales, y con un estado presente a la altura de estas necesidades. Por esto creo en este Proyecto o Modelo de país que conduce Cristina, porque genera las condiciones estructurales necesarias que nos permite  la transformación social.

La construcción de conocimiento en “Comunidad de Aprendizaje” es un elemento fundamental en este tipo de propuestas educativas. Partimos de la experiencia vivida, desde lo más próximo en la cotidianeidad de las personas. Paulo Freire decía “nadie sabe todo, Todos sabemos algo”. Esta base nos permite pensar en otra concepción del sujeto, desde un lugar más propenso al intercambio de saberes. Algo distinto es pensar al saber como algo que se deposita en los educandos, eje de la educación tradicional. El docente es un organizador, un facilitador de espacios de conocimiento y formación, alguien que puede dar lugar al aprendizaje o bien a obstaculizarlo.

Las experiencias de vida y los saberes acumulados en cada uno de los participantes de la Comunidad de Aprendizaje son muy importantes,una lectura en profundidad de estos, nos habla de muchísimas cuestiones que tienen que ver con la historia de nuestro país, con las luchas populares, con proyectos, con problemáticas, con logros y satisfacciones. Compartir eso nos hace crecer a todos, considero que desde ahí parte la posibilidad de construir los cambios necesarios para el país. Por este motivo son tan necesarias las herramientas que se proponen desde la Diplo, por que facilitan los procesos de enseñanza – aprendizaje que nos predisponen a reflexionar, a analizar, a debatir y compartir opiniones. No es casual que la mayoría de los estudiantes no hayan accedido a instituciones de educación superior, esto tiene que ver con las posibilidades u oportunidades que otorga un determinado modelo social y económico. Por eso una lectura amplia de nuestras realidades siempre nos está hablando explicita o indirectamente de una cuestión general.

La Diplomatura no se desvincula de las historias de vida de los estudiantes, sino que por lo contrario, estas juegan un papel relevante en el desarrollo de la propuesta educativa. Muchos de estos, vienen de historias muy duras, son muchas generaciones sin trabajo estable, eso genera escenarios sociales con muchas problemáticas complejas, que se expresan de distintas forma. La falta de trabajo fragmenta la sociedad, de alguna manera podríamos decir que es un proceso des – subjetivante.

Considero que esto de poder estudiar en una Universidad Pública es un cambio que  se da en todos los sentidos, tanto para los orientadores que acceden a la Universidad, lo cual es algo muy emocionante en cuanto a lo que implica para ellos y sus familias. Pero  también, para los que tenían el hábito de ver siempre el mismo perfil de estudiantes en estos espacios, para ellos también es un cambio fuerte y con impactos que no siempre son tan bien asimilados. Por eso me parece muy importante lo dicho por el Ministro de Educación Alberto Sileoni en el inicio del ciclo lectivo de la Diplo este año en la Universidad de Quilmes, La Universidad además de ser pública tiene que convertirse en Popular, permitiendo el acceso de los sectores históricamente excluidos, y justamente esto es lo que está pasando, este proceso requiere cambios en un montón de aspectos, y los cambios siempre implican rupturas con lo establecido, con lo instituido.