logo OBSERVATORIO

Debatir y construir economía social

Porque el debate nos construye, dice
quien/es somos y qué es lo que queremos, y es por ello que los interpelamos, desde lo dicho y lo aún sin decir, quizás sea tu palabra, o la de algún compañero, o la de muchos que todavía no nos animamos a escuchar, con quienes quizás todavía no nos animamos a debatir, pero desde este espacio, con su complejidad pretendemos y apostamos a que eso se realiza, obvio con sus problemas y falencias pero con la creencia firme de que los materiales son un aporte a la construcción de un proyecto de Economía social y solidaria que nos contiene y por lo que hacemos. Así, con palabras que presionan a múltiplicarse, a que se las reflexione,

¿Querrán decir lo que dicen, lo que digo, por qué no me atraen, no dicen lo que me pasa? Por preguntas simples como las anteriores en que pretendemos más palabras, decir nuestras palabras, esas que nos acicalan y nos obligan a elaborar aquello en lo que creemos, en lo que hacemos, pensándolo. Interviniendo en debates, eso que coaliga a una sociedad, la intención por debatir, por incorporar diversidad, la pluralidad en el sujeto, en su decir, sin un doble discurso, siempre desde un marco ético, como diría Hinkelammert desde una cultura de la responsabilidad que se expresa enuna conciencia de globalidad que sitúa a la humanidad con una responsabilidad por la vida sobre la tierra como obligación ética y como condición de posibilidad de toda vida futura, donde la función de la Universidad y de las acciones que se realizan desde las organizaciones de la economía social y solidaria se manifiesta en la promoción precisamente de esa cultura de la responsabilidad, en la cual se asienta una cultura de la esperanza.

Por ello nos invitamos y le proponemos que se apropien de estos materiales, con el sentido solidario del compartir y de intervenir comprometiéndonos, signo del surgimiento de una sociedad de la responsabilidad, que pretende potenciar, ampliar los margenes, para incluir, para enfrentar las amenazas que nos encierran en nosotros mismos y prohíben ver al compañero de trabajo, al vecino, a esa persona que encontramos en la calle, en el barrio, sin voluntarismo, con la certeza de que hay conflictos, que aquello que excluye es poderoso; pero que sólo se enfrenta potenciando vínculos, los aprendizajes no expulsadores, así de la forma en cada espacio lo permite, a eso los invitamos y aspiramos desde el Diploma de Extensión Universitaria de Operador socioeducativo en economía social y solidaria.
Sin más preámbulo los textos de Economía social y solidaria que suman a un debate y una construcción colectiva.
Elaborado por Mariana Moricz y Milena González en el marco del Curso de Formación d Referentes Comunitarios del Centro Popular de Desarrollo «Gral Güemes».
Colectivo La Yunta
Publicado en DOSESS

Compartí esta noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
crees blanco
deya blanco
UNQ blanco
Scroll Up