logo OBSERVATORIO

Más de 200 Centros de Complementación Alimentaria fueron claves para la contención durante la Pandemia en Quilmes

1

Desde el Observatorio estamos relevando centros de complementación alimentaria, circuitos cortos y precios mayoristas en Quilmes en el marco del “Programa de Articulación y fortalecimiento federal de las capacidades en ciencia y tecnología COVID-19”, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, y el apoyo de la Subsecretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia de Buenos Aires.

229 Centros de Complementación Alimentaria (CCA) gestionados por movimientos  sociales, organizaciones comunitarias e instituciones religiosas fueron relevados en el marco del Proyecto de Investigación “Fortalecimiento de circuitos socioeconómicos alimentarios, para la atención de la emergencia alimentaria ante el COVID-19 en el Partido de Quilmes y aledaños”.

La investigación impulsada desde el Departamento de Economía y Administración y el Observatorio de la Economía Social y Solidaria de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) pretende poner en valor las experiencias de la economía social y solidaria como motor de transformación del paradigma económico dominante en crisis a partir de la pandemia del COVID-19.

Conforme con los datos obtenidos durante septiembre y diciembre del 2020, en 119* de los CCA de Quilmes se asistieron a unas 11 mil familias con la entrega de más de 17 mil raciones de comida por día. Principalmente viandas, pero también módulos y canastas alimenticias. 

Respecto a la distribución geográfica de los comedores relevados, 70 de estos establecimientos se sitúan dentro de los asentamientos con menos recursos, a los cuales se determinó que concurre el 28,98% de las personas alcanzadas por la investigación. Por su parte, los barrios con mayor atención a la emergencia alimentaria por parte de estos actores sociales son el Barrio IAPI, el Barrio Itatí y la Villa Luján.  

La situación social crítica y de emergencia alimentaria producto de las políticas neoliberales se agravó por la pandemia del COVID-19. En ese marco, se pone en relieve la importancia de las tareas y el compromiso de todas las organizaciones que llevan adelante su trabajo con el objetivo de mejorar las condiciones de acceso alimentario para los sectores populares y las familias en situación de mayor vulnerabilidad social. De acuerdo con el estudio sobre circuitos socioeconómicos alimentarios, los movimientos sociales y organizaciones comunitarias gestionan 176 comedores en el territorio, mientras que las instituciones religiosas cuentan con 52.

Los circuitos socioeconómicos son tramas económicas que involucran a dispositivos de organización del consumo, la comercialización y la producción de la Economía Social y Solidaria con mecanismos innovadores de organización del trabajo, la compra-venta, el financiamiento y la distribución, que favorecen tanto a consumidores como a productores.

El relevamiento fue realizado en tres etapas, con la participación de 9 organizaciones e instituciones del partido. En la primera etapa se establecieron los contactos y relevaron los CCA; en la segunda, se desarrolló un primer relevamiento en busca de información inicial acerca de la ubicación geográfica, las características del servicio alimentario y la población alcanzada; y en la tercera etapa se co-diseñó e implementó una encuesta para conocer las experiencias con un grado mayor de detalle principalmente conocer la demanda y las formas de acceso alimentario para co-construir posibles procesos de abastecimiento desde la ESSyP.

Actualmente se está comenzando con el análisis de las respuestas obtenidas en las encuestas, las cuales fueron implementadas a lo largo del mes de mayo del corriente año. En paralelo, y a partir del diálogo con las organizaciones, se dio inicio a otros dos relevamientos: uno de precios mayoristas (a partir de una canasta de alimentos co-construida) y otro de circuitos cortos de comercialización en Quilmes (comercializadoras solidarias, nodos de consumo, ferias, almacenes populares y tiendas colectivas). 

El proyecto es una iniciativa del Observatorio del Sur de la Economía Social y Solidaria (CREES), integrante del Centro de Desarrollo Territorial del Departamento de Economía y Administración. Se desarrolla con financiamiento del “Programa de Articulación y fortalecimiento federal de las capacidades en ciencia y tecnología COVID-19”, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, y el apoyo de la Subsecretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia de Buenos Aires y la Mesa del Asociativismo y la Economía Social de Quilmes.

Más info: http://observatorioess.org.ar/circuitos/ 

* En 119 centros de complementación alimentaria se asisten 11.126 familias con 17.428 raciones diarias. Los datos de los restantes 110 CCA se encuentran en proceso.

Compartí esta noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
crees blanco
deya blanco
UNQ blanco