El trabajo en la economía popular: reflexiones en torno al sujeto, la organización y el uso del espacio público en las ferias populares de Rosario

Autoras/es
María Madoery
Licenciada en Ciencia Política por la Universidad Nacional de Rosario (UNR)
Integrante Observatorio de Políticas Públicas de la Economía Popular y Solidaria (OPPEPS)- Centro de Estudios Desarrollo y Territorio (CEDeT) – UNR
Integrante Instituto para la Producción Popular Rosario (IPP Rosario)

Resumen
En el presente trabajo nos interesa problematizar el trabajo de la economía popular a partir del análisis de un fenómeno particular de comercialización: las ferias populares urbanas de la ciudad de Rosario. Las reflexiones aquí contenidas forman parte de un trabajo más amplio de tesina de grado denominado “Dinámicas socio-urbanas de la economía popular. Las ferias del Tanque y Homero Manzi de Rosario” (2019), en el cual se abordó una combinación de enfoques teóricos entre la perspectiva de la economía social, solidaria y popular, y la mirada de los estudios territoriales, basándonos primordialmente en el trabajo de campo.
Las ferias populares surgen en plazas en el 2001, en un contexto de deterioro de las relaciones y espacios laborales, marcadas tanto por la necesidad de trabajo como de consumo a bajo costo. Actualmente no se encuentran regularizadas por el Estado Municipal, por lo tanto no hay registro oficial de los trabajadores ni de la actividad económica que involucran. Sin embargo, funcionan en forma regular y organizada.
Estas ferias han modificado la dinámica urbana y comercial de los territorios, generando una fuente de inserción laboral y social, así como espacios de encuentro y sociabilidad para miles de personas. Se han sostenido y consolidado a partir de la reproducción de lógicas propias de organización y de relacionamiento al interior y con distintos actores de la sociedad y el Estado. Sin embargo, este anclaje en el territorio también produce tensiones y disputas territoriales por la ocupación del espacio público.
En este sentido, se busca, a partir de esta experiencia, pensar a la economía popular desde las prácticas solidarias que habilita y los modos de inserción laboral que genera; desde las disputas e implicancias de la utilización del espacio público como espacio de trabajo, y por último, desde la generación de mecanismos propios de ordenamiento y funcionamiento que van construyendo lo que entendemos como una institucionalidad popular.

otros artículos

Identidad y sostenibilidad ambiental: El turismo como impulso a la Economía Social, Solidaria y Sostenible en el Gran Salitral (La Pampa)

En La Pampa, entre los departamentos Limay Mahuida y Puelén, se encuentra el Gran Salitral, llamado también Salitral Encantado. Se trata de un pfannen, de origen eólico formado en una depresión del paisaje circundante. Con sus 28km en sentido latitudinal y 22km en sentido longitudinal, posee una superficie aproximada de 60.000 hectáreas.

Ver el artículo »

Experiencias de trabajo autogestionado por jóvenes: Una mirada desde la sostenibilidad. El caso de la Cooperativa Obrera de Comunicaciones

En Argentina, la crisis del modelo de acumulación profundizada a partir del año 2001 representó una disminución progresiva de la producción industrial local, cuyas consecuencias se reflejaron en quiebras y cierres de empresas, entre otras, y donde los trabajadores se vieron afectados por el aumento del desempleo, subempleo y la precarización laboral

Ver el artículo »

La economía popular ante la crisis

Por la defensa de los derechos y hacia una economía social y ambientalmente sostenible

Santiago Errecalde (compilador)

ISBN 978-987-45992-3-0. Diciembre 2020, Argentina.

Diseño web: Nahuel Olguín, Incubadora Universitaria de Diseño y Comunicación. Universidad Nacional de Quilmes.

Diseño de sistema gráfico: Cooperativa El Maizal – Incubadora Universitaria en Diseño y Comunicación. Universidad Nacional de Quilmes.

Comunicación del II CONESS: Emanuel De Fino, Dana Carboni, Ezequiel Larraz, Eugenia Dragani – Incubadora Universitaria en Economía Social y Solidaria.

Fotografía: Manuela Mendy.

Scroll Up